• LABGatoDumas

¿CÓMO ALIMENTARNOS EN TIEMPOS DE PANDEMIAS?

Por: Mayra Alejandra Bonilla para el LAB Gato Dumas


Aunque alimentarnos bien y tener un estilo de vida saludables deberían ser un hábito permanente, durante la crisis generada por el COVID-19 tanto las autoridades sanitarias como nutricionistas y chefs, entre otros, han identificado la importancia de mantener una buena alimentación para mitigar el impacto negativo de estas enfermedades sobre nuestro organismo.





De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud una pandemia puede causar problemas graves de hambre y nutrición, que pueden ser reducidos mediante la implementación de las medidas adecuadas que garanticen no solo la disponibilidad de alimentos sino su acceso y correcta utilización. En este mismo sentido, la FAO a través de su Oficina Regional para América Latina y El Caribe señaló la importancia de mantener una alimentación saludable, lo cual podría servir para fortalecer nuestro sistema inmunológico y tener un organismo mucho más resistente al impacto de virus como el COVID-19 así como de otras enfermedades, que aunque no lo parezcan, pueden estar relacionadas con la alimentación.


Además de los efectos nocivos y hasta letales que en algunos casos representa el COVID-19 sobre la salud, autoridades colombianas e internacionales también han identificado el impacto de esta enfermedad sobre la seguridad alimentaria, razón por la cual resaltan actualmente la importancia de implementar medidas permanentes, no solo para hacer frente a esta pandemia sino para garantizar, entre otras cosas, el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).


Con respecto a la situación económica, durante una ola pandémica de más de 6 semanas organizaciones como la Organización Panamericana de la Salud estiman que los precios de los alimentos podrían incrementarse y algunos podrían empezar a ser inaccesibles, especialmente para personas con recursos limitados. En este sentido, el sector de la restauración así como los productores de cárnicos han sido algunos de los más afectados debido no solo a las restricciones a la movilidad establecidas por las autoridades para contener la expansión del virus, sino además por las dificultades que afrontan tanto campesinos como productores de alimentos, para producir y comercializar los productos alimenticios en el contexto de la emergencia.


Teniendo en cuenta esta situación, el LAB Gato Dumas quiere compartir algunas recomendaciones para que mantengamos una alimentación balanceada durante este periodo de crisis y podamos prevenir los efectos negativos de pandemias como el COVID-19 y otras enfermedades sobre nuestra salud.



¿Cómo mantener altas nuestras defensas frente a posibles amenazas y virus a través de la alimentación?


Durante estos días de crisis no esta de más que revisemos que tan balanceada es nuestra alimentación y si efectivamente estamos consumiendo los nutrientes necesarios para mantener altas nuestras defensas. El consumo tanto de frutas como verduras es la primera clave para mantener arriba nuestras defensas a muy bajo costo; las organizaciones internacionales recomiendan el consumo de por lo menos 5 porciones de frutas y verduras al día.



Lo ideal es que consumamos frutas ricas en vitamina A y C tales como la guayaba, el kiwi, las uvas, las fresas, la papaya y la naranja, entre otras. Muchos vegetales también son fuente importante de vitaminas; el brócoli, la zanahoria, el tomate, los pimentones, las espinacas, la lechuga, el hinojo y las acelgas, por ejemplo, son vegetales ricos en vitamina A, mientras que la lechuga, el perejil, la alcachofa, la coliflor, el calabacín y el repollo, son vegetales ricos en vitamina C.

Entre las hierbas y especias, se recomienda el consumo de la cúrcuma, el jengibre, la albahaca, las cuales además de aumentar nuestras defensas favorecen la desintoxicación del organismo y reducen los niveles de colesterol, entre otros beneficios. Por su parte las legumbres son una buena opción para disminuir costos y reducir el consumo de cárnicos o proteína animal, ya que estas contienen gran cantidad de proteína. Se recomienda el consumo de fríjoles, lentejas, garbanzos, soya y arvejas, entre otros.


Con respecto a su preparación, en el caso de las frutas, cuando sea posible, es mejor comerlas enteras, ya que así no solo estamos consumiendo todos sus jugos sino además toda la fibra que contiene su piel. Para los vegetales se recomienda consumirlos crudos o al vapor, ya que de esta forma estos conservan todos o la mayoría de sus nutrientes.


¿Qué hacer en casa para mantener nuestra “Seguridad Alimentaria”?


Como lo señalábamos anteriormente, es posible que nuestras finanzas se vean afectadas debido a las medidas que han debido establecer las autoridades para contener la expansión del virus, razón por la cual debemos ser aun más consientes y responsables a la hora de disponer de nuestros recursos, en muchos casos limitados.


La primera recomendación es que recurramos al consumo de alimentos no perecederos o que podamos congelar y almacenar fácilmente durante largos periodos de tiempo, tales como granos y alimentos en conserva. Si contamos con recursos limitados también podemos optar por reemplazar parte de las proteínas animales que consumimos por legumbres ricas en proteína.


De igual forma, es necesario que incrementemos la higiene de los alimentos que consumimos ya que, la mala manipulación de éstos podría incrementar las enfermedades generales y debilitantes, la desnutrición y la deshidratación, entre otras, por lo tanto, es importante verificar su correcta manipulación y reserva. Además de aumentar el consumo de agua, vigilando siempre su almacenamiento de forma apropiada, se recomienda fomentar hábitos como la elaboración casera de alimentos y conservas.


Otra de las actividades que podemos implementar es la creación de huertos urbanos, una alternativa sostenible para la producción de frutas y verduras desde tu propia casa. Aunque se trata de una solución a largo plazo, esta alternativa puede facilitar el acceso a especias y hierbas que durante momentos de crisis pueden ser difíciles de adquirir.



Otras prácticas saludables durante la pandemia


Implementar rutinas de ejercicios también puede ser una estrategia para mantener altas nuestras defensas y activo nuestro metabolismo; actualmente hay una gran oferta de vídeos tanto en YouTube como en otras plataformas donde podemos consultar diversidad de clases gratuitas que podemos realizar en nuestra casa para mantenernos activos.


Recurrir a los domicilios también puede ser una forma responsable y práctica para mantenernos bien alimentados durante la cuarentena. Las aplicaciones de siempre e incluso las nuevas, cuentan con una amplia oferta tanto de supermercados como de restaurantes con menús saludables para poder seguir comiendo bien en este contexto.


Así mismo, se han creado nuevas plataformas donde se comercializan productos naturales y sanos como Fluio, una página a través de la que pequeños agricultores y productores de alimentos orgánicos y naturales, de alta calidad, buscan comercializar sus productos alimenticios, entre otros.



Compra y Cocina #SoloLoNecesario


El Instituto Gato Dumas ha preparado para diferentes recetarios con listas de compras incluidas para tener un menú semanal. Evitemos el desperdicio de alimentos y la escasez ahora y siempre.


Has clic aquí para conocer los menús y solicitarlos. #CocinaEnCasa




MAYRA ALEJANDRA BONILLA


Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales, máster en geopolítica y análisis de la violencia, y lo más lindo, Gata en formación #YoSoyGatoDumas


Estudiante del Programa de cocina de Gato Dumas Colombia.

0 vistas